El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

Bebés de madres adictas a opiáceos

Por: Redacción//El Pulso Laboral

Martes 16 de agosto 2016

La cantidad de bebés nacidos con síntomas de abstinencia de los opiáceos se cuadruplicó en Estados Unidos entre 1999 y 2013, impulsada por una epidemia nacional de abuso de analgésicos opiáceos.

Ese es el hallazgo de un estudio de casi 30 millones de nacimientos en 28 estados, revisados por investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EU.

El equipo de los CDC dijo que "se necesitan [unos mejores esfuerzos para prevenir la adicción] con el fin de reducir las recetas y administraciones inadecuadas de opiáceos" para controlar este aumento en lo que se conoce en medicina como "síndrome de abstinencia neonatal".

Los opiáceos de los que se abusa comúnmente incluyen analgésicos recetados como OxyContin, Vicodin, Percocet y fentanilo, además de opiáceos ilegales como la heroína.

El síndrome de abstinencia neonatal es una situación cada vez más común en los hospitales que atienden a recién nacidos en todo Estados Unidos, lamentaron los investigadores de los CDC.

Los recién nacidos con la afección experimentan síntomas de abstinencia de los opiáceos como "temblores, un aumento en el tono muscular [rigidez], un llanto chillón y convulsiones", apuntaron los investigadores. Los bebés afectados también pueden tener problemas con la alimentación y experimentar fluctuaciones en la temperatura corporal.

Aunque otras formas de adicción materna a las drogas pueden provocar el síndrome, "se atribuye de forma más común a la exposición a los opiáceos en el útero", señaló el equipo dirigido por Jean Ko, del Centro Nacional de Prevención de las Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud de los CDC.

En el estudio, el equipo de Ko usó datos de 28 estados recolectados bajo la supervisión de los CDC. El estudio encontró que entre 1999 y 2013, los casos de síndrome de abstinencia neonatal se multiplicaron por cuatro en general, de 1.5 casos por cada 1,000 nacimientos en 1999 a 6 casos por cada 1,000 en 2013.

Ciertos estados se vieron especialmente afectados por la crisis. Por ejemplo, aunque Hawái tenía la tasa más baja de síndrome de abstinencia neonatal (0.05 casos por cada mil), tres estados (Maine, Vermont y Virginia Occidental) registraron más de 30 de esos casos por cada mil nacimientos en 2013.

El peor fue Virginia Occidental. En 2013, los hospitales del estado diagnosticaron el síndrome en más de 33 bebés por cada mil que nacieron, encontró el informe de los CDC.

Cuidar a esos recién nacidos también supone una carga financiera para los contribuyentes. Según los autores del estudio, tan solo en 2012 "los programas de Medicaid fueron financieramente responsables de más o menos el 80 por ciento del estimado de 1.5 mil millones de dólares en cobros anuales de hospital relacionados [con el síndrome de abstinencia]" en todo el país.

Según el equipo de Ko, evitar que las mujeres en edad fértil se hagan adictas a los opiáceos en primer lugar es clave.

Dado que muchos adictos se enganchan a los fármacos tras buscar un alivio legítimo para el dolor crónico, los médicos deben "considerar una terapia sin opiáceos" primero, plantearon los investigadores.

Se deben discutir los efectos potenciales de los opiáceos en el embarazo con las mujeres que estén pensando en esos medicamentos, añadieron los autores.

Si se receta un opiáceo, las mujeres deben recibir solo "la dosis efectiva más baja" para reducir las probabilidades de que se vuelvan adictas, aconsejaron los investigadores de los CDC.

 

también te puede interesar