El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

Recurren 8 millones al mercado ilegal de medicinas

Por: / El Pulso Laboral

Tratamientos. Desabasto y encarecimiento empujan a consumidores a buscar en internet o tianguis. Peligro. El producto muchas veces está clonado, mal almacenado o caduco, lo que pone en riesgo mortal a pacientes

El desabasto y encarecimiento en los precios de las medicinas en México ha provocado que cada vez más personas apuesten por el mercado ilegal para adquirir algunos o la totalidad de su tratamiento médico ya sea por internet o tianguis, para obtener los medicamentos para sus enfermos. Sin embargo esta práctica representa una serie de peligros y riesgos mortales para unos ocho millones de mexicanos que recurren a esa práctica, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud.

Una persona que busca desesperadamente la solución a alguna enfermedad o  dolencia tiene en internet una despensa con una amplísima oferta de fármacos para casi cualquier tipo de enfermedades: antihipertensivos, anticonvulsivos, antidepresivos, tratamiento para el colesterol, el cáncer, el sida o la disfunción eréctil y hasta tratamientos para belleza.

La Secretaría de Salud estima que al menos el 78 por ciento de la población mexicana recurre a la automedicación para la atención de distintas y variadas dolencias o síntomas.

Y es que en los últimos meses se ha generado una crisis en el sector salud  por desabasto de medicamentos en los hospitales e institutos de alta especialidad en el país.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado a México como el segundo mercado más grande en América Latina, en lo que se refiere a la industria farmacéutica, pero al mismo tiempo dio paso al mercado ilegal que ha encontrado un negocio con ganancias superiores a los 11 mil 500 millones de pesos al año, según la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma).

Del total de medicinas ilegales que se venden en México, 37.5% son comercializadas por internet y el 62.5% restante en mercados sobre ruedas o establecimientos ilegales, donde los productos se ofrecen entre un 60 y 80% más baratos que en una farmacia.

El presidente de la Unión Nacional de Empresarios de Farmacias (Unefarm), Juvenal Becerra, advierte que el  principal problema es que los medicamentos muchas veces son clonados, están mal almacenados o caducos, lo que “trae graves consecuencias a la salud de las personas, quienes terminan hospitalizadas”.

Los productos médicos con más demanda son los dirigidos a padecimientos crónico degenerativos, a cáncer, diabetes,  disfunción eréctil y a productos de belleza, por su alto costo en el mercado regular.

La  diputada  del PRI, María Luisa Noroña Quezada demandó a la Secretaría de Salud que emprenda una campaña permanente en el ámbito nacional, para inhibir la compra de medicamentos por internet y alerte sobre los riesgos mortales y peligros a los que se exponen quienes incurren en esa práctica.

Los pacientes que consumen medicamentos apócrifos, caducos o robados corren el riesgo de recibir sustancias contaminadas, mal almacenadas y  mal transportadas, ineficaces y peligrosas.

Si bien, la mayor parte de los medicamentos apócrifos o piratas se adquieren en los tianguis o mercados sobre ruedas, la venta por internet también se ha convertido en una preocupación.

Cada vez más, la Cofepris ha suspendido anuncios publicitarios ilegales vinculados con la salud.

No obstante, es muy complicado regular la venta de medicamentos por internet por la facilidad con que se crean y desaparecen portales “especializados” en medicinas y productos médicos.

La legisladora del PRI recalcó que la Secretaría de Salud estima que al menos 8 millones de personas compran algunos medicamentos o adquieren la totalidad de las medicinas para su tratamiento, en el mercado ilegal.

En un punto de acuerdo, la priista estableció que si bien lo anterior ha beneficiado la diversificación de fármacos y marcas a diversos precios, también ha dado paso al mercado ilegal que, aprovechando la demanda creciente y diversa, ha encontrado un negocio sumamente lucrativo y con ganancias millonarias.

Según estadísticas de la Unefarm de 2013, México ocupa el sexto lugar mundial en venta y distribución de medicamentos falsos o clonados, solo después de China, Rusia, Estados Unidos, India y Brasil.

El internet es el lugar ideal para el comercio de algunos fármacos que se venden como la panacea contra enfermedades. Esta práctica pone en riesgo la salud de quien los consume, ya que en la mayoría de los casos se trata de productos falsificados sin ningún tipo de control sanitario.

La gran mayoría se publicitan como medicamentos que garantizan efectividad y vienen avalados por comentarios de usuarios ‘satisfechos’ con sus resultados, según informa la Organización Mundial de la Salud.

Empero cada vez más se ha comprobado que los productos adquiridos a través de sitios web sin domicilio social declarado, son falsificaciones tanto de marcas registradas como de genéricos.

La Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica ha señalado que tanto la falsificación y, en mayor medida, el comercio ilegal de medicamentos deja ganancias por un monto superior a los 11 mil 500 millones de pesos cada año, siendo Jalisco, Michoacán, Puebla, Nuevo León y Ciudad de México, las entidades donde se presenta con mayor prevalencia este delito.

La legisladora priista agregó que la Fiscalía General de la República tiene el registro nacional de que en los últimos 12 años, el robo de medicamentos se incrementó ocho veces.

Por su parte, la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF) reporta que al menos 6 de cada 10 medicamentos que se comercializan u ofrecen a lo largo y ancho del territorio nacional, son robados o mínimamente falsificados, caducos, recuperados o producidos sin atender los mínimos controles y cuidados de calidad y sanitarios.

Noroña Quezada recordó que, en 2015, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), ante la detección del vertiginoso despunte de la venta ilegal de toda clase de medicamentos y sus consecuencias, trabajó en conjunto con la Coordinación para la Prevención de Delitos Electrónicos, en tratar de inhibir este problema.

“Se dieron avances e importantes logros; se llegó a dar de baja un número significativo de sitios web donde se ofrecían y vendían medicamentos de toda índole; sin embargo, ese esfuerzo fue insuficiente”, admitió

Consideró que no se  puede permitir que la salud se ponga en riesgo, ni que la sociedad siga recurriendo y fomentando esta peligrosa práctica y los delitos que se derivan de ella.

37.5 % porcentaje de medicinas ilegales que se venden por internet

 62. 5 % porcentaje que se vende en mercados sobre ruedas o establecimientos ilegales

Entre 60 y 80% precio más barato que en una farmacia

Sexto lugar mundial de México en venta y distribución de medicamentos falsos o clonados

8 veces se ha incrementado el robo de medicamentos en los últimos 12 años

Productos con más demanda:  contra el cáncer, diabetes, disfunción eréctil y productos de belleza /La Crónica de Hoy