El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

Subcontratación

La necesidad de alcanzar altos niveles competitivos de eficiencia y productividad en los diversos procesos productivos del país ha requerido que en la mayor parte de las empresas tercericen o subcontraten alguna parte sus procesos.

Hasta el año pasado, la regulación de la subcontratación y tercerización encontraban fundamento en la Ley Federal del Trabajo, sin embargo a partir del 01 de enero de 2017 entraron en vigor las reformas a la Ley del Impuesto Sobre la Renta (“LISR”) y la Ley del Impuesto al Valor Agregado (“LIVA”); ambos ordenamientos fijaron nuevos requisitos para la deducción de Impuesto Sobre la Renta (“ISR”) de una empresa contratista, y el acreditamiento del Impuesto al Valor Agregado (“IVA”) trasladado por erogaciones efectuadas con motivo de la subcontratación de la empresa contratante.

Los requisitos a los que se alude en el párrafo anterior, comprenden la obligación por parte de la empresa contratante de obtener los comprobantes del pago de salarios, declaraciones de entero de retenciones de impuestos efectuada a los trabajadores, declaraciones de pago de cuotas obrero patronales enteradas al Instituto Mexicano del Seguro Social (“IMSS”) de la empresa contratista.

Adicionalmente el Servicio de Administración Tributaria (“SAT”) dio a conocer la versión 1.2 del Complemento para elaborar los Comprobantes Fiscales Digitales (“CFDIs”) de nómina, en el cual, los contribuyentes que presten el servicio de subcontratación o tercerización de personal, se encuentran obligados a llenar un campo, técnicamente conocido como “nodo”, en el que se debe proporcionar información como el RFC de la persona que subcontrata, así como el porcentaje del tiempo en que se prestan. El término para a utilizar la versión anterior de los CFDIs se extendió hasta el 31 de marzo del presente año, por lo que la obligación de utilizar la versión 1.2 antes mencionada surgió a partir del 1° de abril de 2017.

En alcance a lo anterior, el día 31 de marzo del presente año, fueron publicadas las reglas 3.3.1.44 y 3.3.1.45 de la Primera Resolución de Modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal para 2017 y sus Anexos 1, 1-A, 5, 6, 15 y 16-A, en las que se concedió una prórroga para el cumplimiento de las obligaciones establecidas en la LISR y LIVA tratándose de actividades de subcontratación laboral y de prestación de servicios diversos a la subcontratación a partir del mes de julio del mismo año anteriormente mencionadas.

Algo muy relevante en la incorporación de la regla 3.3.1.45, es que se interpreta que las autoridades hacendarias reconocen la existencia de distintas formas de prestación de servicios, y no únicamente la relativa a la subcontratación de personal prevista en el artículo 15-A de la LFT, como se refleja en las leyes de ISR e IVA.

Por lo anterior, es importante que las empresas que tienen en su estructura de negocios la prestación de servicios, realicen un análisis detallado sobre la modalidad en que se encuentran, ya sea de subcontratación o tercerización, a fin de poder definir la mejor manera de cumplir con los requisitos establecidos por las autoridades fiscales, y sea procedente la deducción o acreditamiento de los impuestos correspondientes. 

también te puede interesar